viernes, 17 de febrero de 2012

Muerte antilopada

Veo el mar oxidado de siempre. Y esa playa irreverente que lo contiene, que lo pelea, que escucha sus susurros estridentes.

Voy a morir en el mar. Con una muerte analgésica y galáctica. En el instante del crepúsculo áspero.

¿Qué me espera en las profundidades acrobáticas? ¿La luz oscura de lo desconocido anidado o el desesperado resplandor del túnel platónico?

La vida encapsulada y adormecida no me seduce. Y tengo cansadas las esperanzas de nuevos intentos desconsolados.

Me falta la desaterrada fuerza de comenzar otra poesía.

Tal vez mi flácido pensamiento quede para siempre en la estación terminal y mi alma empapada ascienda un peldaño más en el mármol eterno.

.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Triste...

Unknown dijo...

primera vez que leo tu blog y solo puedo decir:ME QUE SIN PALABRAS. Fue hermoso leer tanta poesía.
Lucia

Susana Navarro dijo...

Me falta la desaterrada fuerza de comenzar otra poesía.

La desaterrada fuerza de comenzar...............Interesante frase, estados de ánimo, registro de un estadio bastante conocido.

Saludos

Anónimo dijo...

(...)" Y tengo cansadas las esperanzas de nuevos intentos desconsolados."(...)

Y yo tambien.

Te quiero mucho.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.